Francia, el comienzo de una crisis social y económica en Europa.

Muchos expertos predijeron el comienzo de una nueva ola de la crisis en el continente europeo, pero pocos podrían haber imaginado que el foco estaría en París.

Se esperaba que la crisis comenzara, por ejemplo, debido a la situación enItalia, donde el gobierno no pudo acordar un presupuesto con Bruselas. Había otras opciones, pero nadie esperaba que en el centro de Europa, París, cientos de miles de manifestantes salieran a las calles y se introdujera un estado de emergencia. Las protestas del movimiento Yellow Vests, que inicialmente se oponía al aumento de los precios del combustible y aumentos de impuestos, se convirtieron en disturbios y enfrentamientos con la policía en París, Burdeos, Lille, Lyon, Marsella, Nantes, Toulouse y muchas otras ciudades en Francia.

Más tarde, quienes no estaban satisfechos con las políticas de las autoridades francesas se unieron a las protestas y el presidente francés, Emmanuel Macron, se vio obligado a hacer concesiones y abolir parte de los impuestos.

La quinta república es sacudida por las protestas, que mejor se ya en estos momentos pueden llamarse disturbios sociales. Nunca antes las reformas de Emmanuel Macron se encontraron con semejante oposición. Mientras tanto, el Banco de Francia ha informado de una reducción en el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre de este año, en más del doble. Y estos son solo los problemas que llenan el espacio de información en este momento.

Mientras tanto, la economía del Viejo Mundo se está desacelerando y es poco probable que se acelere sin los incentivos del BCE. Mientras tanto, una explosión social en Francia ha madurado y puede ser el comienzo de una crisis social y económica en Europa. En los últimos años, un número creciente de personas en el país, pueden denominarse de pobre. La mitad de los franceses de 15 a 64 años vive con 1.679 euros al mes. Aunque esta cifra nos parece bastante buena no podemos olvidarnos del alto nivel de vida en Francia, sus altos impuestos, los altos precios de los servicios de la vivienda etc. Los cuales después de estos pagos la persona que recibe más o menos este sueldo se queda en su bolsillo para vivir al mes unos 300-400 euros.

Los eventos actuales seguirán teniendo consecuencias. El Ministro de Finanzas Bruno Le Mayor, ya lo ha calificado como un desastre, tanto para la economía del país, como para la nación. Pero el problema es que las protestas pueden extenderse más allá de Francia: en Europa, un gran número de personas están insatisfechas con su posición económica y aún más personas están listas para salir a la calle.

Es muy probable una crisis en Europa, que sumándole lo antes planteado, existen otros factores que pudiesen debilitar la economía del viejo continente y el costo de la divisa europea, como son los problemas de insatisfacción social con respecto a la emigración ilegal a Europa desde los países de África y del Oriente, los problemas de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea y los problemas del presupuesto en Italia.

Debemos estar al tanto de las noticias del mercado, para realizar un correcto análisis, ya que estos factores fundamentales son de gran importancia a la hora realizar nuestro trading.

 

El pronóstico anterior, no es una guía directa para las cotizaciones, sino solo una sugerencia.

Por favor, en caso de interés, sobre nuestros análisis y pronósticos, tanto técnicos como fundamentales pueden dirigirse a nuestra página de FIBO Group

 

 


Analista

El dinero te brinda Libertad. Аprende a ser Libre!
Noticia importante
Al hacer clic en "Continuar", se le redirigirá al sitio web operado por FIBO Group Holdings Limited empresa registrada en Cyprus y regulado por CySEC. Usted puede conocerse con las condiciones del “Contrato con el Cliente”, haciendo clic en el enlace. Haga clic en "Cancelar" para permanecer en esta página.