¿Cómo el mercado petrolero mundial cambiará con la desaparición del periodista Jamal Khashoggien en Turquía?
Published on 19.10.2018 14:50

Los inversores continúan con interés el desarrollo del diálogo entre los Estados Unidos y Arabia Saudita sobre la supuesta desaparición del periodista del Washington Post en la embajada de Arabia Saudita en Turquía. Sin embargo, hasta la fecha, no ha habido un aumento en el sentimiento especulativo a favor de un aumento en los precios del petróleo.

Los precios del petróleo caen por debajo de los 80 dólares, bajo la presión tanto del crecimiento de las reservas del crudo en los EE. UU. así como de factores fundamentales del mercado.

La primera ronda de diálogos entre los EE. UU. y Arabia Saudita termino con una nota neutral: el Reino Saudí promete su participación en el proceso de investigación y continúa negando su participación en la desaparición del periodista del Washington Post en su embajada en Turquía.

Este escenario se ve favorecido por la fuerte renuencia de los Estados Unidos a exagerar la situación de los precios en el mercado de combustible durante el período preelectoral.

A su vez, existe una probabilidad de aumentar deliberadamente esta confrontación, aunque es baja, no se puede excluir completamente. Si por un tiempo, omitimos el factor del crecimiento en los precios de la gasolina dentro de los Estados Unidos, causado por un aumento en los precios de los productos básicos, los Estados Unidos de facto recibirán un efecto positivo multiplicativo por el aumento en los precios del petróleo.

¿Puede la producción de petróleo estadounidense, por sí sola, detener el aumento del costo del combustible dentro del país?

Una respuesta concreta a esta pregunta en las condiciones actuales es difícil de dar, pero debe notarse que Estados Unidos tiene dos herramientas a gran escala para mantener los precios: la venta continua de reservas estratégicas de petróleo crudo, que asciende a 660 millones de barriles en julio, la normalización del “cuello de botella” sobre el aumento sustancialmente de petróleo extraído en la cuenca del Pérmico.

Dados los planes de los EE.UU. para lograr su independencia energética, así como la salida del país a los niveles de líderes mundiales en producción y exportación de petróleo, el aumento de la situación del mercado petrolero a largo plazo es un incentivo poderoso para el crecimiento de la economía estadounidense.

Con un aumento tan significativo en la producción en el próximo año, las perspectivas de crecimiento en los precios del petróleo a $ 100 son muy atractivas para los actores estadounidenses en la industria petrolera. Este factor, en nuestra opinión, nos permite considerar la probabilidad de una escalada del conflicto entre los Estados Unidos y Arabia Saudita.

Otro tema es un conjunto de medidas de presión que los Estados Unidos pueden aplicar a un exportador de Medio Oriente. A fines de julio, los Estados Unidos importaron desde el Reino Saudí aproximadamente 876 mil barriles por día, lo que representa más del 11% del total de las importaciones de petróleo de los Estados Unidos (7,9 millones de barriles por día).

Una medida de la posible presión sobre el Arabia Saudita podría ser el abandono del petróleo saudí en estos volúmenes, aunque bajo las condiciones actuales, tales volúmenes de suministros no pueden ser reemplazados rápidamente: según nuestras estimaciones, el mayor exportador de petróleo a los EE. UU., Canadá, no tiene tales capacidades libres sustanciales para su rápida sustitución.

Con el desarrollo de eventos en este sentido, podemos esperar que en el período antes de que las entregas sauditas realizadas anteriormente a los EE. UU. encuentren un nuevo comprador y la industria petrolera estadounidense no reemplace los suministros perdidos, los precios del petróleo pueden aumentar considerablemente a niveles de $ 120. A su vez, es poco probable que en tales condiciones los precios puedan ganar un punto de apoyo a tal altura.

Lo más importante en este caso es el vector de posibles sanciones de los Estados Unidos sobre Arabia Saudita. El reino de Oriente Medio es el mayor exportador mundial de petróleo, su impacto en el mercado petrolero es enorme. En nuestra opinión, este factor determina la imposibilidad de repetir el escenario "iraní": los compradores de petróleo saudí no podrán abandonar los contratos con los saudíes, incluso bajo la amenaza de las sanciones de Estados Unidos.

En este caso, parece posible una debilitación gradual de la posición de los saudíes en la región, así como intensificar los conflictos militares en el triángulo Irán-Israel-Arabia Saudita con una nueva fuerza. En este caso, asumimos que los precios del petróleo pueden comenzar a moverse gradualmente a niveles de $ 150 en medio de cambios estructurales significativos.

 

El pronóstico anterior, no es una guía directa para las cotizaciones, sino solo una sugerencia.

Por favor, en caso de interés, sobre nuestros análisis y pronósticos, tanto técnicos como fundamentales pueden dirigirse a nuestra página de FIBO Group https://www.fibogroup.mx


Alfredo Suarez

Analista

El dinero te brinda Libertad. Аprende a ser Libre!
Noticia importante
Al hacer clic en "Continuar", se le redirigirá al sitio web operado por FIBO Group Holdings Limited empresa registrada en Cyprus y regulado por CySEC. Usted puede conocerse con las condiciones del “Contrato con el Cliente”, haciendo clic en el enlace. Haga clic en "Cancelar" para permanecer en esta página.